654 133 796

FAQs

Preguntas frecuentes

¿Cuanto dura una sesión?

La sesión individual dura una hora, hay veces en las que es posible alargarla un poco más dependiendo del proceso que se esté trabajando.

¿Cuantas sesiones voy a necesitar?

Eso depende de cual sea el problema por el que se acuda a consulta, hay veces que el tipo de problema requiere más tiempo porque en el proceso es más complejo  e intervienen  mayor número de elementos.    Lo principal es que desde el principio se establezcan unos objetivos, esto nos va a ayudar tanto al paciente como al terapeuta a hacernos una idea de cuál va a ser el periodo. El compromiso que existe desde el inicio para alcanzar los objetivos también favorece que  el proceso de recuperación se produzca antes.

¿Cuando se empieza a experimentar cambios?

Desde el principio en la mayoría de las ocasiones. Desde que existe  conciencia del problema ya se está trabajando en él. Pedir ayuda, es un esfuerzo que requiere aceptar que la situación nos está desbordando y que no podemos superarla por nosotros mismos, es en este momento cuando nos arriesgamos a confiar para poner remedio y actuar.

¿Puede haber recaídas?

Si puede haber recaídas, hay veces que los pacientes se sienten culpables o sienten que su esfuerzo no ha merecido la pena cuando vuelven a atravesar dificultades y es perfectamente normal que se produzcan recaídas. Al mismo tiempo son la ocasión perfecta para ponernos a prueba. Adquirir fortaleza mental y física exige trabajo y aprendizaje. El objetivo es que cada vez que tengamos la sensación de que se va a producir una recaída estemos preparados y pongamos en práctica aquello que hemos aprendido. La diferencia entre antes y ahora, es que ahora sabemos lo que pasa y sabemos qué hacer y antes no.

¿Qué diferencia hay entre un psicólogo y un psiquiatra?

Diferencias entre psicólogo y psiquiatra. Por su parte el psiquiatra puede recibir formación específica en esta misma dirección pero normalmente su ámbito de especialización está centrado en evaluar la fisiología y la química de los problemas psicológicos, encaminando principalmente su labor hacia el área médica y farmacológica del trastorno. El psicólogo se centra en el estudio del comportamiento humano en sus las diferentes dimensiones, la intervención del psicólogo estará encaminada a averiguar qué factores tanto internos como externos están afectando a los procesos de la persona, de manera que el objetivo estará es estabilizar esos aspectos que están interfiriendo para que la persona vuelva a la normalidad. Lo ideal es que tanto psiquiatra como psicólogo trabajen juntos para atender las necesidades del paciente, ya que ambos tienen enfoques diferentes pero perfectamente compatibles.

¿He de tomar medicación?

Depende de la intensidad de los síntomas y de cuanto entorpecen estos síntomas en el día a día. La medicación sin más no es aconsejable ya que sencillamente  enmascaran y alivia momentáneamente. Lo más adecuado es que tanto el psicólogo como el psiquiatra se pongan de acuerdo para ver cuál es la dosis  adecuada y dependiendo del caso la intención es que el paciente progresivamente aprenda a vivir sin la medicación.

¿Es normal sentir tensión o vergüenza al acudir al psicólogo?

No estamos acostumbrados a contar nuestras preocupaciones a una persona que no conocemos, aunque sea un/a profesional. No es solo lo que pueda conocer el profesional de nosotros, sino lo que podamos llegar a  conocer de nosotros mismos ya que son aspectos que nos generan vergüenza, culpa, miedo. Es una parte de nosotros que tenemos enterrada, pero que merece la pena ser considerada para que pueda aceptarse y seguir adelante.

¿Es confidencial?

Según la ley de protección de datos y el código deontológico de los psicólogos, es de vital importancia que el/la profesional en el ejercicio de su profesión,  mostrará un respeto escrupuloso del derecho de su cliente a la propia intimidad. Únicamente recabará la información estrictamente necesaria para el desempeño de las tareas para las que ha sido requerido, y siempre con la autorización del cliente.

¿Como sé si me voy a curar?

Es perfectamente normal que la persona cuando llega a consulta se sienta insegura hacia cual va a ser su proceso de recuperación. Que se produzcan mejoras ya no depende solo del paciente, depende también de un profesional que reconoce cual el problema y sabe qué alternativas existen para actuar sobre el problema. Si existen uno objetivos y se trabaja activamente en qué se produzcan cambios lo más seguro es que se produzcan.

¿TIENES DUDAS O SUGERENCIAS?

Contacta con nosotros y te asesoraremos. Sin compromiso.

¡INFÓRMATE!

Copyright © Asisdo. Todos los derechos reservados · Diseño y programación: WEB-Consulting