654 133 796

Ansiedad

Ansiedad

La ansiedad es una respuesta activación del organismo que se detona en situaciones de alerta o de peligro, es una emoción básica para la supervivencia de la persona ya que prepara a para dar la respuesta más apropiada ante una situación de peligro.

No siempre disponemos de los recursos que nos ayudan a  adaptarnos mejor a las situaciones de la vida cotidiana sobre todo durante la infancia. En estos momentos  la respuesta manifestada en el organismo se vuelve en contra,  el  desbordamiento emocional  desarrolla sentimiento de vulnerabilidad y peligro. Por ello a veces se dan respuestas de indefensión ante los detonantes que generan ansiedad. El mero recuerdo anticipa las situaciones que consideramos peligrosas y que como consecuencia se tienden a evitar.

La ansiedad es agotadora cuando se hace un consumo excesivo de las energías que necesitan ser destinadas a otros fines, de manera que acaba deteriorando  las  relaciones cercanas  y la calidad de vida en los diferentes ámbitos de la vida (familiar, social, laboral).

Ansiedad social

Respuesta de miedo o ansiedad intensa en una o más situaciones sociales en las que la persona está expuesta al posible examen por parte de otras personas, tiene miedo de actuar de cierta manera o de mostrar síntomas de ansiedad que se valoren negativamente (es decir, que lo humillen o avergüencen, que se traduzca en rechazo o que ofenda a otras personas).

Las situaciones sociales casi siempre provocan miedo o ansiedad. (En los niños, el miedo o la ansiedad se puede expresar con llanto, rabietas, quedarse paralizados, aferrarse, encogerse o el fracaso de hablar en situaciones sociales)

Las situaciones sociales se evitan o resisten con miedo o ansiedad intensa. El miedo o la ansiedad son desproporcionados a la amenaza real planteada por la situación social y al contexto sociocultural.

Crisis de pánico

Es una reacción de activación física inesperada y difícil de controlar, se caracteriza por los siguientes síntomas (aceleración de la frecuencia cardiaca, sudoración, temblor o sacudidas, sensación de dificultad para respirar o de asfixia, sensación de ahogo, dolor o molestias en el tórax, náuseas o malestar abdominal, sensación de mareo, inestabilidad, aturdimiento o desmayo, escalofríos o sensación de calor, parestesias (sensación de entumecimiento o de hormigueo), desrealización (sensación de irrealidad) o despersonalización (separarse de uno mismo), miedo a perder el control o de “volverse loco”, miedo a morir.

Ansiedad generalizada

Intensidad emocional causada por preocupación/es difícil/es de controlar. La ansiedad y la preocupación se asocian a sentir inquietud o sensación de estar atrapado o con los nervios de punta, sentirse  fatigado, dificultad para concentrarse o quedarse con la mente en blanco, irritabilidad, tensión muscular, problemas en el  sueño  como dificultad para dormirse o para continuar durmiendo o sueño inquieto e insatisfactorio.

Ansiedad Fóbica

Miedo irracional o ansiedad intensa y desproporcionado por un objeto o situación específica (p. ej., volar, alturas, animales, administración de una inyección, ver sangre). En los niños, el miedo o la ansiedad se puede expresar con llanto, rabietas, quedarse paralizados o aferrarse. El objeto o la situación fóbica casi siempre provocan miedo o ansiedad inmediata y el comportamiento principal que deriva como consecuencia ante la intensidad emocional es que el objeto o la situación fóbica se evita o resiste activamente.

Trastorno Obsesivo Compulsivo

Las obsesiones se definen mediante pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes, son como intrusas o no deseadas, y que en la mayoría de los sujetos causan ansiedad o malestar importante.

La persona intenta ignorar o suprimir estos pensamientos, impulsos o imágenes o neutralizarlos con algún otro pensamiento o acto.

Las compulsiones se definen por comportamientos (p. ej., lavarse las manos, ordenar, comprobar las cosas) o actos mentales (p. ej., rezar, contar, repetir palabras en silencio) repetitivos que el sujeto realiza como respuesta a una obsesión o de acuerdo con reglas que ha de aplicar de manera rígida. El objetivo de los comportamientos o actos mentales es prevenir o disminuir la ansiedad o el malestar, o evitar algún suceso o situación temida; sin embargo, estos comportamientos o actos mentales no están conectados de una manera realista con los destinados a neutralizar o prevenir, o bien resultan claramente excesivos.

Estrés postraumático

Se produce por la experiencia de un episodio traumático. En los casos de amenaza (muerte de un familiar, ser víctima de alguna catástrofe, violación, atentado…)

Debido a la vivencia del trauma se dan recuerdos angustiosos recurrentes, involuntarios e intrusivos, sueños que recuerdan al hecho vivido, malestar psicológico intenso o prolongado al exponerse a factores internos o externos, reacciones fisiológicas intensas asociadas a factores internos o externos que se parecen a un aspecto del suceso traumático.

La evitación o esfuerzos para evitar recuerdos, pensamientos o sentimientos angustiosos acerca o estrechamente asociados al suceso traumático.

Pensamiento distorsionado asociado al suceso traumático, creencias o expectativas negativas persistentes y exageradas sobre uno mismo, los demás o el mundo (Estoy mal, No puedo confiar en nadie, El mundo es muy peligroso, Tengo los nervios destrozados)

Estado emocional negativo persistente (p. ej., miedo, terror, enfado, culpa o vergüenza). Disminución importante del interés o la participación en actividades significativas. Sentimiento de desapego o extrañamiento de los demás. Incapacidad persistente de experimentar emociones positivas (felicidad, satisfacción o sentimientos amorosos).

Ansiedad por separación

Malestar excesivo y recurrente cuando se prevé o se vive una separación del hogar o de las figuras de mayor apego, el exceso de apego genera ansiedad preocupación excesiva y persistente por la posible pérdida de las figuras con las que se tiene mayor vínculo emocional o que puedan sufrir un posible daño, como una enfermedad, daño, calamidades o muerte.

El miedo provoca  comportamientos evitativos como la resistencia o rechazo persistente a salir lejos de casa, a la escuela, al trabajo o a otro lugar por miedo a la separación.

El sueño puede verse alterado mediante la manifestación pesadillas repetidas sobre el tema de la separación, la angustia y la preocupación excesiva puede generar quejas repetidas de síntomas físicos (p. ej., dolor de cabeza, dolor de estómago, náuseas, vómitos) cuando se produce o se prevé la separación de las figuras de mayor apego.

Agorafobia

Miedo o ansiedad intensa y desproporcionada incitada en espacios abiertos, transporte público, estar en medio de una multitud, espacios cerrados (cine, teatro, …), estar fuera de casa sol@. La persona teme o evita estas situaciones debido a la idea de que escapar podría ser difícil o podría no disponer de ayuda si aparecen síntomas tipo pánico u otros síntomas incapacitantes o embarazosos, por lo tanto la ansiedad empieza a manifestarse en el momento en el que anticipa las situaciones que van a ocurrir.  De ahí que estas situaciones se eviten activamente y  requieran de la presencia de un acompañante.

El objetivo

Es regular la intensidad, gestionar los recursos y afrontar la realidad para recuperar el control que el desbordamiento emocional provoca  en el día a día. Es necesario desaprender ciertos comportamientos, para aprender otros nuevos y más efectivos.

Cómo intervenir

Identificar pensamientos irracionales que están generando la respuesta física de alerta, regulación física mediante técnicas de relajación y respiración que ayuden a recuperar el control de la situación, trabajar la respuesta de afrontamiento generando estrategias nuevas.

El objeto o la situación fóbica se evita o resiste activamente.

¿TIENES DUDAS O SUGERENCIAS?

Contacta con nosotros y te asesoraremos. Sin compromiso.

¡INFÓRMATE!

Copyright © Asisdo. Todos los derechos reservados · Diseño y programación: WEB-Consulting